sábado, 11 de marzo de 2017

"TERESHKOVA, ALIAS `LA GAVIOTA´", DOCUMENTAL SOBRE LA PRIMERA MUJER COSMONAUTA, EN SU 80 CUMPLEAÑOS



Valentina Vladímirovna Tereshkova, en ruso Валентина Владимировна Терешкова nació el 6 de Marzo de 1937, ha sido la primera mujer de la historia en viajar al espacio, a bordo del Vostok 6, el 16 de Junio de 1963.

Nació en Maslennikovo en el pequeño pueblo de la región de Yaroslavl, Rusia. Su padre, Vladimir Aksyénovich Tereshkov, era conductor de tractores y su madre, Elena Fiedorovna, trabajaba en la granja. Eran una familia muy humilde. Desgraciadamente perdió, a una edad muy temprana (cuando tenía tres años), a su padre que murió en 1940 combatiendo durante la campaña de Finlandia, quedando huérfana. Tuvo que ponerse a trabajar muy joven en una fábrica de neumáticos. Tras abandonar este trabajo se dedicó a la industria textil (en el establecimiento "Krasny Perekop"), que compaginó con estudios de Ingeniería Técnica Industrial, ya que, a pesar de los avatares de la vida, Valya, como la llaman, era una mujer físicamente fuerte, ambiciosa y muy audaz, se inscribió en un aeroclub de su localidad para dar un curso de paracaidismo, (su primer salto como paracaidista fue el 21 de mayo de 1959).

Era el año de 1959. Este aeroclub era una organización auxiliar de la Fuerza aérea soviética. Dos años más tarde por propia iniciativa ingresa en el Komsomol (Liga de Juventudes Comunistas Leninistas), con fuertes convicciones de clase, defiende entre sus compañeros y compañeras la lucha que tiene que desarrollarse por influir, con sus actos de cada uno, en el ascenso hacia el comunismo. Allí fue captada para ser seleccionada entre las mujeres que iban a ser cosmonautas. Su experiencia en paracaidismo fue vital para esta prueba, (teniendo en cuenta que las naves Vostok no tenían ningún tipo de dispositivo para aterrizar, era necesario que los cosmonautas fueran "despedidos" de la nave e hicieran el descenso en paracaídas) y finalmente fue seleccionada de entre las más de cuatrocientas aspirantes al puesto, para realizar el viaje al espacio.

Tras la selección comenzó la etapa de preparación en el Centro de Entrenamiento para Cosmonautas (el TsPK), en las afueras de Moscú. La preparación consistía en un duro entrenamiento físico para habituarse a la ausencia de gravedad en el espacio, así como en la práctica de diversos tipos de actividades, manipulación de aparatos, etc. Pero además tuvieron que formarse en el aspecto teórico, estudiando matemáticas, meteorología, astronomía, física, computación y navegación espacial, en palabras de Valya: "continuábamos con la preparación física y con especialistas de institutos académicos que nos dictaban charlas. Las aspirantes a cosmonautas girábamos por diez, como denominábamos a las diez unidades de sobrecarga; tu peso de 60 kg se convertía en 600 kg con la fuerza centrífuga". . La misión de Tereshkova también constituyó un experimento para una investigación del Programa Espacial Soviético. Su objetivo era determinar si las mujeres tenían la misma resistencia física y psicológica que los hombres en el ambiente espacial. Esta selección se hizo en secreto, y hasta su madre no sabe nada, hasta tres días antes de partir.

La Vostok 5 con el cosmonauta Valery Bykovsky es lanzado el 14 de Junio. El 16 de Junio de 1963, a la edad de 26 años y a bordo del Vostok 6, se convirtió en la primera mujer en viajar al espacio. Su nombre en clave durante la misión fue Chaika - Чайка – “gaviota”. La Vostok 5 y la Vostok 6 establecieron contacto por radio, y llegaron a estar a menos de 5 kms de distancia mientras orbitaban la tierra. Bykovsky tenía como nombre en en Yastreb, que significa "halcón". De esta forma la "gaviota" y el "halcón" surcaron el espacio como unidos por un hilo invisible. Las primeras palabras de Valya fueron: "Aquí Gaviota, aquí Gaviota. Veo en el horizonte una raya azul: es la Tierra. ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente. Posiblemente ustedes no pueden imaginar lo hermoso que es. Cualquiera que vea la Tierra desde el espacio exterior, no puede dejar de ser asaltado por una sensación de reverencia y amor por este planeta que es nuestro hogar."

El viaje de Tereshkova duró exactamente 70 horas y 50 minutos, tiempo suficiente para dar 48 vueltas alrededor de la Tierra (lo que significa que vio un nuevo amanecer cada hora y media). Durante esas horas, comprobó que la órbita de la nave era incorrecta y se encontraba desviada 90 grados de la dirección planeada. Tras advertirlo a la central y corregir la órbita del programa al segundo día, Tereshkova respiró algo más tranquila, ya que esto habría provocado seguramente un retraso en su vuelta a la Tierra (de hecho podría no haber vuelto). En el aterrizaje, una vez fue expulsada de la cápsula espacial, se dio cuenta que la trayectoria la había llevado a un enorme y profundo lago (en la zona de Karaganda, Kazakhstan) que tendría que atravesar nadando. Exhausta, hambrienta y deshidratada, tuvo que armarse de valor y fe para no desfallecer en medio del lago. Un golpe de viento la lanzó al suelo, golpeándose la nariz contra el casco y provocándole un fuerte hematoma. Pero este hecho histórico pasó inadvertido buena parte del mundo occidental, al ser convenientemente ocultado por las agencias de noticias yankis, que no estaban dispuestas a hablar de los logros que alcanzaba el comunismo. Cuando la prensa occidental, por fuerza tuvo que plasmar el éxito conseguido, dijo que era pura propaganda, en una declaración Valya comentó: "Nunca aceptaré el juicio de que el vuelo de la primera mujer cosmonauta fue sólo propaganda. No, porque nos preparamos para ello cabalmente. Llegamos como paracaidistas y nos convertimos en cosmonautas". El 3 de noviembre de 1963 se casaría con el también astronauta Andrián Nikoláiev (1929-2004), y un año más tarde dio a luz a su hija Elena. Divorciada de Nikoláiev en 1982, se une a Yulyi Shapóshnikov, quién murió en 1999. Tras la misión espacial, ingresó en el Partido Comunista de la Unión Soviética, se graduó en la Academia de la Fuerza Aérea de Zhukovski, como ingeniera espacial en 1969, obteniendo la calificación de sobresaliente. Algunos años más tarde recibiría el doctorado en ingeniería (en 1977). Aunque estaban previstos más vuelos en los que participaran mujeres, pasaron 19 años hasta que otra mujer, Svetlana Savítskaya viajara al espacio en la nave Soyuz T-7. Años después Elena Kondakova, que estuvo trabajando en órbita durante 169 días. La hazaña de Valya inspiró en los años 60 una canción popular en la Unión Soviética, "Valushka". También le han dedicado canciones la chilena Violeta Parra, el canadiense Kurt Swinghammer y la banda de electro-pop Komputer.

Como hemos podido comprobar, la vida política de Tereshkova ha sido casi más señalada que su faceta como cosmonauta: Desempeña varios cargos políticos a lo largo de su vida. De 1966 a 1974 fue miembro del Soviet Supremo; en 1966 también fue miembro del concilio mundial de paz; miembro del Yaroslavl Supreme Soviet en 1967; de 1974 a 1989 formó parte del Presidium del Soviet Supremo, de 1969 a 1991 perteneció al Comité Central del Partido Comunista, y de 1968 a 1987 fue Presidenta del Comité de Mujeres Soviéticas, desde 1986 es Presidenta de la U.A.S.A. (Unión de Asociaciones Soviéticas de Amistad), además de otros cargos internacionales. Gracias a su posición política, Tereshkova la aprovechó para, como no podía esperarse según muchos, ayudar a los ciudadanos con problemas así como dando asistencia personal a varios orfanatos. En el trabajo, en la lucha contra el imperialismo, en la vida diaria, abogaba por que las mujeres soviéticas sean totalmente iguales a los hombres.

Tras el colapso de la Unión Soviética, encabezó la Agencia para la Cooperación Internacional de Rusia. El 30 de abril de 1997, al cumplir 60 años, se retiró de la fuerza aérea y del cuerpo de cosmonautas. A partir de entonces ha sido miembro del comité editorial de la popular revista científica “Vuelo”, ha trabajado como científica en el Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Yuri Gagarin y ha colaborado en proyectos privados de ayuda a huérfanos, así como en la promoción científica y cultural de Rusia. Es aficionada a la historia, matemáticas y a la música.Y tras la muerte de su segundo marido, se retiró a una pequeña casa en el campo donde recibe las visitas de sus amigos, de su hija y de sus dos nietos Andrei y Alexei y vive una vida apacible y tranquila.
Tereshkova ha recibido multitud de medallas y condecoraciones a lo largo de su vida, entre otras: dos Órdenes de Lenin, distinguida como Heroína de la Unión Soviética; la Medalla de Oro de la Paz de Naciones Unidas; el Premio Simba International Women's Movement o la Medalla de Oro Joliot-Curie. Posee numerosas distinciones (doctorados “Honoris Causa” y medallas científicas) otorgadas por Universidades y Sociedades de distintos países. Su nombre fue puesto a un cráter de la Luna.

Después de ella, otras mujeres de otras nacionalidades han viajado al espacio, pero Valentina sigue siendo la única que vivió esa aventura absolutamente sola a bordo de una nave espacial.